Esta Navidad, Ikea ha decido sentar a cinco familias para jugar a un juego, en el que solo deben responder a preguntas para seguir en la mesa.

Las primeras preguntas son sobre las redes sociales, famosos, tendencias, etc. Todos responden correctamente. A continuación, las preguntas pasan a ser personales.  ¿Cómo se conocieron tus padres? ¿Qué carrera estudió tu abuela? ¿Qué sueño le queda por cumplir a tu mujer? ¿Cuál es el grupo favorito de tu hijo? Son algunas de las preguntas que las familias no saben responder. Finalmente, las cinco mesas se quedan con una persona.

Esta, es una oportunidad para reflexionar cuánto dependemos de las redes sociales, y la falta de contacto y comunicación directa con la familia. Los concursantes eliminados, pueden volver de nuevo a la mesa. Pero esta vez, todos deciden dejar el móvil dentro de una caja.

Ikea nos quiere decir que esta Navidad nos centremos en los que queremos, y que dejemos a un lado las redes. Por este motivo, la empresa sueca va a eliminar toda su actividad en redes del 24 al 1 de enero. Una vez más, Ikea ha sabido marcar la diferencia con sus anuncios. En un solo día consiguió 2,3 millones de visualizaciones. También demuestra que no le hace falta anunciar su producto directamente, sino tratar un tema de actualidad como son las redes, pero dando paso a las emociones.

Es evidente, que aunque no nos enseñen una nueva mesa moderna, todos vamos a recordar el spot de Ikea esta navidad. Así que, objetivo conseguido.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies