fbpx

Desde hace unos meses todos hemos oído hablar del llamado escándalo Zuckerberg, fundador y director ejecutivo de la famosa red social Facebook.

Ahora que parece que las aguas se han tranquilizado, podemos ponernos a pensar y hacernos algunas preguntas.

Sabemos realmente qué ha pasado con los usuarios y sus datos personales de esta red social? la protección de datos que la red garantiza es real y segura?

 

 

  • Hagamos un flashback para saber sus antecedentes.

 

En el año 2014, la consultora política Cambridge Analytica se hizo con el poder de datos personales de más de 87 millones de usuarios de Facebook para su uso propio y personal sin hacer mención a las personas que utilizan esta red vulnerando así su privacidad y derecho a la protección de datos que garantiza el equipo de Zuckerberg. Ahora, sale a la luz que lo mismo ocurrió, con un total de 2,7 millones de usuarios europeos afectados, durante las últimas elecciones en que Donald Trump salió elegido.

 

  • Ante el escándalo Zuckerberg, qué decide hacer la empresa?

 

Facebook, a raíz de la filtración de datos supuestamente fortuita ambas veces, decide poner en marcha un plan de protección de datos para que sus usuarios se sientan protegidos y se den cuenta que la empresa trabaja por su seguridad personal.

Durante el mes de marzo de este año, la red social pone a disposición de un grupo reducido de usuarios información sobre el funcionamiento de la protección de datos, y como hacerlo para hacer pública cierta información o como hacerla desaparecer del perfil público si así lo prefiere el usuario.
En este cuestionario se preguntaría a los perfiles públicos si quieren seguir haciendo pública información sobre política, religión, entre otros temas personales. Además, se podría elegir si desean que la red utilice sus datos públicas para personalizar los contenidos que puedan aparecer en su perfil, o escoger si les gusta como se está llevando a cabo la protección de sus datos, así como obtener una explicación por parte de Facebook sobre qué uso se está haciendo de sus datos personales y públicas.

 

Zuckerberg informa que, además de este cuestionario, se pone a disposición del usuario, de momento fuera de la Unión Europea, la opción de reconocimiento facial para que se pueda tener siempre conocimiento de las imágenes que se publican con el rostro de cada uno.

 

  • Para los presidentes de los grupos políticos europeos no es suficiente.

 

No contentos con las medidas que Facebook escoge para solucionar el sescándolo Zuckerberg, el Parlamento Europeo pide explicaciones.

La Eurocámara se pregunta si el caso de la filtración de datos a la consultora Cambridge Analytica es un caso aislado o sólo es la punta del iceberg. Pregunta que el fundador de la red social responde durante la reunión en Bruselas el pasado mes de mayo, con los dirigentes políticos europeos, mencionando que «se está trabajando e investigando en todas las empresas que tienen acceso a los datos de los usuarios de Facebook» para descubrir si hay otros malos usos de estas. Y que «este es un trabajo que llevará meses».

 

Si bien esta respuesta podría calmar las fieras, la Eurocámara no queda contenta, y los usuarios de Facebook se mantienen a la expectativa. Además, el número de usuarios registrados en la red baja considerablemente desde el conocimiento del ya bautizado como el escándalo Zuckerberg.

 

Hoy por hoy, lo que los usuarios de esta conocida red social sólo pueden saber con seguridad es que las presiones de los máximos dirigentes políticos de Europa han hecho aumentar la seguridad que hasta ahora garantizaba la privacidad de la información personal. Y que, para las próximas elecciones europeas del año 2019, Facebook está en el punto de mira y no se le permite ningún error que haga vulnerar los datos de los perfiles que todavía confían en su equipo.

 

En conclusión, pues, no se puede sacar agua clara y podemos deducir que, por muchas explicaciones que se dé a los usuarios de Facebook, nunca se podrá saber a ciencia cierta cuál es el uso real que se hace de los datos personales que son necesarias para poderse registrar en la red. Y, aunque la seguridad de nuestros datos es importante, y la red las pone en duda, tendremos que seguir confiando si queremos seguir activos, esperando cuándo será el próximo escándalo que salga a la luz.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies